was successfully added to your cart.

La mejor cara del producto ¿Qué es el Facing?

El facing es la unidad de presentación de un producto visto de frente que optimiza la visibilidad del producto con el cliente.

Por 2 julio, 2018VISUAL
Facing: la mejor cara del producto.

El facing es una técnica (usada en el mercado Retail) mediante la cual se administra el número de caras de un producto que se van a exponer.

Esto permite que la tienda se vea más ordenada, atractiva y visualicemos el producto mucho más rápido.Facing: la mejor cara del producto.

Cuando entramos en una tienda comercial percibimos en los primeros tres metros de distancia y mediante un encuadre horizontal, la oferta general de productos que podemos encontrar para comprar.

Está percepción, tiene también un umbral de captación que está dado por la percepción natural que tienen nuestros ojos por percibir distintos elementos.

La velocidad de captación de un plano es de un metro por segundo y la percepción de un elemento sobre ese plano lo realizamos en un tercio por segundo. Facing: la mejor cara del producto.

Por esto, decimos a nivel comercial que no podemos identificar un producto si no esta exhibido, cómo mínimo en un frente de 20 a 30 cm.

Los líneales o los estantes se miden en función de su longitud y en unidades de venta o facings.

El número de facings varía en función del tamaño de la tienda, a mayor tamaño se calcula mayor número de facings. Por ejemplo, en un supermercado o una tienda por departamento, por estar más lejos de los productos y aumentar la velocidad media de desplazamiento dentro de la tienda, captamos menos elementos en un plano por segundo, por esto los facings mínimos en este tipo de superficies pueden ascender a 50 o 60 cm por referencia.Facing: la mejor cara del producto.

Para tiendas de menos de 100 metros cuadrados se calcula facings de 20 a 30 cm y para tiendas grandes, facings mínimos de 50 a 60 cm.

El umbral de saturación visual está definido en 12 facings o 90 cm.

La definición de los facings para cada uno de los productos es decisiva en la efectividad de las ventas.

Facing: Claves en la definición

Por esto, debemos tener en cuenta tres aspectos fundamentales para el correcto uso de esta técnica:

  1. Asegurar un facing mínimo de cada referencia de producto para que el cliente perciba el surtido del líneal o del estante.
  2. Darle relevancia a aquellos productos que generan más facturación.
  3. Calcular la cantidad de envases o presentaciones del mismo producto que vamos a exhibir en los frentes de las implantaciones.

La presentación de los productos viste el interior de nuestra tienda y comunica la oferta comercial, una correcta definición y distribución de facings es la clave para vender más en nuestra tienda comercial.

 

(*) Marcela Seggiaro. Especialista en Visual Merchandising, Retail Design y Construcción de marcas. Contacto. [email protected]