was successfully added to your cart.

Vitrinas y Escaparates Interactivos

En un mundo lleno de estímulos, la creatividad para tratar de captar nuestra atención es el nuevo desafío en el desarrollo de las estrategias visuales.

Por 25 enero, 2019VISUAL
Vitrinas Interactivas. Marcela Seggiaro

En un mundo lleno de estímulos, la creatividad para tratar de captar nuestra atención es el nuevo desafío en el desarrollo de las estrategias visuales. Para esto el movimiento, el impulso y la interacción en las vitrinas es la clave.

Se calcula que en el 2019 más del 50 por ciento del consumo global será realizado por millennials quienes invierten mucho más tiempo en experiencias que en productos, y otro casi 26 por ciento, por sus hermanos menores la generación Z, ambos hiperconectados a un mundo virtual y digital.Vitrinas Interactivas. Marcela SeggiaroVitrinas Interactivas. Marcela Seggiaro

Si pensamos cómo compramos hoy: “…primero googleamos lo que estamos buscando, comparamos productos que ni sabemos sus marcas, seleccionamos lo que queremos y luego localizamos la tienda para ver cómo llegamos…” Entonces, ¿cómo tendríamos que repensar las estrategias visuales para hacer atractivas las experiencias en esa tienda física?

La respuesta, parece estar más cerca de los procesos que de los productos, y la tecnología en este sentido, va a formar parte del medio que nos permita expandir esos estímulos sensoriales.

Los clientes sobreestimulados, en busca de nuevas experiencias, recuerdan mucho más todo aquello que les permita ser parte del armado y de la historia de compra. Y aquí, tanto la interacción personal, atmosférica o sensorial van a marcar una diferencia para volver a ese lugar la próxima vez.

Los escaparates interactivos, los maniquíes actitudinales y los estímulos sensoriales van a generar atmósferas que recreen una experiencia positiva.

Los escaparates interactivos no tienen que ser necesariamente ciento por ciento tecnológicos, sino los tenemos que pensar como elementos que nos ayuden a interactuar con los sentidos y provocar emoción.

Por ejemplo, si el cliente impulsor de la compra es un chico/niño y participa del proceso, pero no es el decisor, podemos generar una experiencia en su entorno que lo lleve a grabar ese lugar, ¡Como por ejemplo adaptar una puerta a su tamaño!Vitrinas Interactivas. Marcela Seggiaro

O también, podemos interactuar con el producto desde la perspectiva de la moldería, por ejemplo, esta propuesta de la marca de indumentaria Cos en los Ángeles, que nos muestra la estructura de sus diseños desde otra perspectiva.

Vitrinas Interactivas. Marcela SeggiaroEl secreto de crear una interacción en las propuestas visuales es generar una plataforma para que el cliente explore hasta donde pueda llegar y cuánto cambia de ese contexto con su interacción.

Es un proceso de construcción dónde las marcas son cómplices de todo aquello que podemos generar.

En Tate Modern, uno de los museos más importantes de Londres y el mundo, podemos ver como una simple superficie que simula o parece arcilla, pero es suave como una alfombra y permite escribir, borrar y crear infinita cantidad de veces aquello que querramos generar, se convierte en uno de los centros de atracción de las experiencias sensoriales más importantes para captar la atención de muchos jóvenes que definimos típicamente como “hiperconectados”.

En este sentido lo sensorial sorprende tanto como lo digital en la medida que la construcción sea la premisa.

Para esto, muchas de las marcas, comenzaron a utilizar en sus vitrinas y escaparates sensores de movimiento para llamarnos la atención, pero también para hacernos parte de aquello que sucede en la exhibición, el cliente ya no es un simple espectador, sino que con sólo su paso por ese lugar puede modificar la escena.

Otras marcas, plantean una interacción a partir de distintas apps, Burberry por ejemplo, desarrollo una aplicación que a través de distintos comandos podíamos cambiar el clima de la escena, si cómo lo estas leyendo…de repente podía llover, salir el sol, nevar o casi volarse toda la exhibición por el viento.

Vitrinas Interactivas. Marcela Seggiaro

Ya sea de forma tecnológica o sensorial, las exhibiciones visuales exitosas empiezan a incorporar la nueva forma de ver y vivir nuestra realidad actual. A partir de esta construcción permanente, todo pasa muy rápido: las marcas, los productos, las relaciones, la información, y lo único que queda es: “que nos sucedió y cómo nos sentimos con eso que hicimos”

 

(*) Marcela Seggiaro. Especialista en Visual Merchandising, Retail Design y Construcción de marcas. Contacto. [email protected]