was successfully added to your cart.

Desafío viral ¿De qué color ves las frutillas?

El cerebro a veces puede inventar ciertas imágenes para dejarnos tranquilos y no hacernos pensar. Nuestros registros primitivos dicen que el fruto es de color rojo -y aunque no existe un sólo pixel rojo- el cerebro decíde colorear la imagen sin que nos demos cuenta.

Por 3 marzo, 2017IMAGEN
Desafío visual

Efecto Visuales. Ilusión Óptica. Constancia de Color

El cerebro a veces puede inventar ciertas imágenes para dejarnos tranquilos y no hacernos pensar. Nuestros registros primitivos dicen que el fruto es de color rojo -y aunque no existe un sólo pixel rojo- el cerebro decíde colorear la imagen sin que nos demos cuenta.

Mira detenidamente la siguiente imagen y define ¿de qué color son las frutillas?

Parece una imagen común de frutillas rojas, que pueden ser parte de una tarta de crema. Pero curiosamente, la imagen no contiene ningún píxel -ni la unidad más pequeña y diminuta de una imagen digital- de color rojo.

Si llegas a ver las frutillas rojas, simplemente tu mente te está engañando.

Esta imagen se ha convertido en el nuevo efecto visual de las redes. Se trata de una imagen compartida en Twiter por el psicólogo experimental Japonés Akiyoshi Kitaoka, en la que se ve un puñado de frutillas rojas en una tarta. La imagen parece tener un filtro azul. Pero, en realidad, no hay un solo pixel rojo en esa imagen. “La imagen está hecha sólo con dos colores: azul y verde… sin embargo, parecen rojas”, escribió el profesor japonés.

El fenómeno que causa este efecto se llama constancia de color, una cualidad de cómo los seres humanos percibimos los colores en nuestro entorno, según el cual nos parece que un objeto es del mismo color, sin importar que las circunstancias varíen.

Casi cómo un mecanismo de defensa o de orden natural, equilibramos las condiciones de iluminación y corregimos el color para que se vea del color que nuestros registros guardan.

Los colores aparecen diferentes en función de la luz, no es lo mismo la iluminación de tubos fluorescentes que hay en muchas oficinas que la luz más suave y cálida, que suele haber en una casa. Pero no importa, la luz con la que estemos viendo un objeto, el cerebro hace los ajustes necesarios para asegurarse de que todavía vemos las frutillas de color rojo. En cierto modo, lo que hacen las fuentes de luz es contaminar el color, y nuestro cerebro compensa, para mantener todas las referencias de color de acuerdo aquello que ya conocemos.

Si tu registro de frutillas es rojo, no importa la luz que acompañe el entorno de las frutillas, siempre las frutillas las veras rojas.

(*) Marcela Seggiaro. Directora RVOmarketing. Especialista en Marcas y productos